sábado, 8 de junio de 2019



Cascada de Belabarce, Isaba.

Cascada de Belabarce, desde Isaba (Navarra).

·  Desnivel acumulado: 190 metros.
·  Tiempo de ida: 1 hora, aproximadamente
·  Tiempo total: 2 horas
·  Dificultad: Ninguna.Apta para todos los públicos.Son un total de unos 8 kilometros.
Ruta realizada en Agosto de 2018


 Cascada de Belabarce  

Aprovechando que nos encontrabamos unos días de vacaciones  por Isaba, y que ese día no nos apetecía mucho mover el coche, optamos por hacer una ruta rápida y apta para todos los públicos, la cascada de Belabarce.
No tiene ninguna dificultad, ni desnivel a tener muy en cuenta, por lo que es perfecta para ir con niños, como era el caso,Peio no se lo quiso perder, y la verdad, bien merece una visita.


La ruta comienza en el mismo pueblo de Isaba, en el aparcamiento habilitado para autocaravanas, en el barrio de Bormapea.
Al final del mismo nos encontraremos con el sendero que sin ninguna perdida, nos llevará hacia la cascada.


arrancamos
El camino no presenta ninguna dificultad, la mayoria transcurre por una pista forestal.Esta es la pista que deberemos de seguir en todo momento, y que solo la dejaremos casi al final, para meternos en una zona mucho mas frondosa y mas bonita.


parece que corre..pero no..


postes indicativos

El camino esta muy marcado, y al llegar a una bifurcación, deberemos de coger la que va a mano izquierda.

a la izquierda
Esta es la parte del camino que quizas se pueda hacer mas dura, algun repechito hay que subir, que para eso se va al monte, pero se hace muy llevadero. Además, se puede ir oyendo el rio que vamos dejando a nuestra derecha ...buen acompañamiento.
Seguimos adelante y por fin dejaremos la pista forestal  para adentrarnos en una zona mas boscosa y mas agradable. Solo habrá que caminar unos pocos metros mas y llegaremos a la cascada.


últimos metros.
La cascada es muy chula, y además en la epoca en la que fuimos tiraba con fuerza, (era Agosto), lo que todavia la hace mas bonita si cabe. Un montón de fotos, un poco de descanso y vuelta por el mismo camino, que Isaba estaba esperandonos con unas cervezas bien frias.